Category Archives: Sin categoría

Avances en la restauración de la Iglesia de la Magdalena

Empieza el desmontaje de los primeros andamios de la nave del Evangelio de la Iglesia de la Magdalena. Ya podemos mostrar los primeros resultados de la obra de restauración en el primer tramo de la nave.

Os presentamos los primeros avances visibles del primer tramo de esta magnífica nave de los Evangelistas

El pintor sevillano Lucas Valdés y su taller debieron llevar a cabo la decoración pictórica en todos los ámbitos de la iglesia, desde las bóvedas, arcos, muros, tribunas, ventanas, etc.

En las bóvedas se combina el dorado con la grisalla que protagoniza la extensión de los plementos, en cuyas superficies de impronta triangular se distribuyen grandes hojas y elementos vegetales rematados en unos pequeños pedestales con jarras.

Los arcos, aun combinando los mismos colores, característicos en todo el edificio, se organizan a través de unos medallones de tipo vegetal nuevamente.

Sí hay una mayor carga iconográfica y cromática en la decoración de la tribuna del órgano, donde entre roleos y follajes, campea el escudo de la orden de predicadores, los dominicos, sostenido por una pareja de querubines, a cuyos lados aparecen los habituales perros con velas.

Restauración del patrimonio del Santuario de Nuestra Señora del Rocío

Junto al retrablo mayor encontramos el Santuario de Nuestra Señora del Rocío, Almonte, un valioso conjunto de creaciones de escultura, pintura, orfebrería y bordados. Todo un conjunto de obras de arte de diferentes épocas y estilos.

Hemos llevado a cabo la restauración de una imagen de Crucificado, una escultura antigua de la escuela sevillana del siglo XVII, que procede del desaparecido Convento de Madres Dominicas de Almonte.

Restauración del Conjunto del Calvario del Santuario del Rocío

La Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte ha confiado en nuestras manos para llevar a cabo la restauración del Conjunto del Calvario de la Capilla Penitencial del Santuario del Rocío. Vamos a trabajar en esta pieza durante los próximos nueve meses.

Tenemos como objetivo recuperar su esplendor artístico y garantizar su conservación.

Restaurados los Ángeles ceriferarios de la Hermandad de la Macarena (Sevilla)

La Hermandad de la Macarena ha estrenado durante la veneración a Nuestra Señora del Santo Rosario la pareja de ángeles ceriferarios de cultos, obra de Antonio Castillo Lastrucci de 1962, tras finalizar su proceso de restauración. La intervención, a cargo del conservador-restaurador de obras de arte, y conservador del patrimonio de bienes muebles de la Hermandad de la Macarena, Carlos Peñuela Jordán, ha durado cinco meses.

La pareja de ángeles ceriferarios, utilizados en los cultos y la liturgia de la Hermandad, son esculturas de bulto redondo talladas y policromadas en sus carnaciones, con alas y ropajes ricos estofados al temple sobre oro fino. Los mismos, y según consta en la documentación existente en la corporación macarena, fueron donados por Pilar Calvo, viuda de José Banús.

Para determinar el estado de conservación, Peñuela Jordán ha realizado un estudio de la obra mediante distintas técnicas de iluminación tanto del espectro visible como invisible, examen que cuenta con la ventaja de no ser destructivo (luz ultravioleta, luz rasante, tomografía axial computarizada). Además, ha desarrollado un análisis físico-químico y biológico para identificar los materiales constitutivos.

Tras la fase de estudio histórico-artístico y el examen del estado de conservación, se ha procedido a una intervención consistente en la eliminación de depósitos superficiales y polvo en el soporte así como la desinsectación por medio de gases inertes en cámara estanca; además de la consolidación del soporte.

Se ha procedido a una reintegración cromática de la obra tras la limpieza, consolidación de grietas y reconstrucción de las zonas en las que se ha perdido soporte lignario, bien por el ataque de agentes patógenos o por intervenciones anteriores. Así mismo, se ha fijado la capa pictórica de las zonas de policromía que presentaban levantamientos y riesgo de desprendimientos y limpiado la superficie polícroma, tratamiento consistente en la remoción y eliminación de aquellas sustancias exógenas al momento de la realización de la obra.

Igualmente se ha reintegrado la capa de preparación y reconstruido pictóricamente las zonas en las que había pérdidas del estrato polícromo con el objetivo de completar la lectura original a la obra. El trabajo se ha rematado con la protección final de las tallas a través de un barnizado general con barniz de resina acrílica.

La finalización de esta intervención va acompañada de una propuesta de mantenimiento para garantizar de forma permanente la disponibilidad cultural del bien restaurado, haciendo posible el seguimiento periódico de la intervención que evidencie la evolución de las acciones realizadas y sirva de detección precoz de cualquier problema que pueda surgir.

Con esta intervención la Junta de Gobierno continúa su programa de ampliación y protección del rico patrimonio artístico de la Hermandad con el objetivo de que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando del mismo en un perfecto estado de conservación compatible con su uso litúrgico y devocional.

Carlos Peñuela Jordán es restaurador-conservador de obras de arte -además de artista plástico- con una amplia experiencia profesional, siendo nombrado en junio de 2020 conservador del patrimonio de bienes muebles de la Hermandad de la Macarena. Sus funciones como tal son las de instituir los criterios de actuación patrimonial de bienes muebles en cada momento así como de adecuación y mantenimiento de las instalaciones -y sus condiciones de seguridad, temperatura y humedad- donde se albergan los mismos. También está a cargo de la realización del inventario de estos bienes muebles y, a partir del mismo, establecer los criterios de conservación.

INTERVENIDA UNA INTERESANTE PINTURA DEL SIGLO XVII SOBRE SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA

Hace unos días la Comunidad De la Iglesia del Señor San José, sito en la calle del mismo nombre presentaba en sus redes sociales esta mágnífica obra del siglo XVII, de autor anónimo y que en la actualidad estamos realizando estudios históricos sobre la misma. la Intervención de ha extendido duranter año y medio de Intervención de labores de Conservación y Restauración.

Atendiendo a la normativa vigente relativa al patrimonio artístico, y según el decálogo del restaurador, las distintas recomendaciones y cartas internacionales del restauro sobre los criterios a aplicar sobre los bienes culturales,  optamos por una intervención conservativa y de restauración de carácter reversible, tanto en lo material como en lo formal.

            Tras el estudio organoléptico realizado in situ a las obras y a falta de más exámenes que se pudieran realizar con distintas técnicas de diagnóstico no destructivas, proponemos y en función al presupuesto a continuación detallado la siguiente intervención:

 –  Estudio con Luz Normal, rasante, Ultravioleta.       

– Limpieza superficial de la obra, mediante micro aspiración suave y con medios físicos con brochas suaves que nos permitan retirar aquellos depósitos o acúmulos más densos.

– Fijación del estrato pictórico, los estratos de dorado en el marco y los pictóricos en la pintura. Mediante inyección de diferentes adhesivos termoplásticos de colas polivinílicas (Acetato de  Polivinilo) y colas orgánicas de origen proteicos ( cola fuerte o de hueso y cola de conejo) A la par estas fijaciones se realizarán con engasados o empapelados ( con papel de seda o papel japonés de gramaje medio) con presión y calor utilizando planchas térmicas de temperatura controladas digitalmente para asentar los estratos y fijarlos en aquellas zonas donde se encuentren levantamientos de los mismos- Consolidación del soporte textil, así como confección de posibles parches e injertos en el reverso textil, debiendo limpiar mecánicamente todo el soporte textil en su trasera. La obra requerirá a tenor de la categoría de la obra y de su antigüedad la aplicación de un reentelado o forrado a la gacha tradicional.

– Consolidación del marco, estucado y dorado y o reintegración cromática del mismo. Para ello una vez consolidado el marco mediante la fijación de los estratos y de todo el soporte lignario; aplicaremos las diferentes capas de estuco tradicional compatible con la obra mediante la utilización de una receta tradicional del mismo, esto es, el uso de un adhesivo de origen proteico (colas de conejo y de hueso) siendo este el aglutinante y como carga utilización de sulfato cálcico.

– Limpieza de la película pictórica y remoción de barnices antiguos y oxidados y /o repintes antiguos. Mediante la confección de un test de solubilidad en el que con el uso de varias catas y pruebas de diferentes disolventes y sus proporciones hallemos el idóneo para la limpieza de la obra, siendo inocua a la misma y respetando los principios de originalidad y autenticidad de la misma.

– Reintegración volumétrica en toda la superficie mediante el uso de soporte lignario compatible con la obra. A la par que estucado de todas las lagunas exitentes tanto en el soporte textil como en el marco.

– Reintegración cromática en dos fases una primera medios acuosos (a la acuarela) y una segunda al barniz (con pigmentos al barniz o Restauros Maimeri © de primera calidad.

– Aplicación de una capa final de protección con la utilización de barnices de la marca lefranc de primera calidad (Dammar o Ultrafino) trabajando el tono de brillo y maticidad idóneos con la obra y su resultado final.

-Redacción de una memoria final de intervención a la finalización de los trabajos.

Desde aquí queremos agradecer a la Comunidad De la Iglesia del Señor José su apuesta decidida por nosotros en acometer esta importante restauración y en especial a D. Pedro Garcia de Jalón anterior rector, al actual Don Carlos Carrasco, a Don Eulalio Fiestas y a D. Ignacio Cano Rivero, conservador del Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Equipo de Intervención formado por los conservadores-restauradores de Bienes Culturales Ana Marín López, Silvia Ortego Jiménez, Fco. Jesús Luna Ramos y Camille Marinia Mulot, alumna en prácticas del Máster en restauración- Conservación de la Pintura en la Escuela de Condé de París.

Fotografías de Pepe Morón.